Si hay algo que saben hacer las mujeres es escuchar mejor y para eso hay muchas causas que determinan esta cualidad, en este artículo le vamos a decir ¿Cómo Escuchan las Mujeres?, y porque se han ganado este título por delante de los hombres.

como-escuchan-las-mujeres-2

¿Cómo Escuchan las Mujeres a diferencia de los Hombres?

Aunque hombre y mujeres son diferentes físicamente, también lo son en cuanto a su esquema mental. En la antigüedad los hombres se dedicaban a cazar animales para sobrevivir mientras que las mujeres solo hacían la recolección de las frutas. Este papel de hombre protector y mujeres dedicadas a la crianza de los hijos se mantuvo durante miles de años.

Los cuerpos de los seres humanos se han ido adaptando para cumplir funciones físicas y mentales distintas, es decir fueron evolucionando y cambiando para adaptarse a esas funciones, por lo que actúan, perciben las cosas y piensan de manera distinta.

En este proceso evolutivo las mujeres desarrollaron un mejor oído que los hombres, por lo que pueden hacer la distinción de sonidos y hacer una clasificación por categoría. Al tener mejor oído las mujeres pueden escuchar mejor.

Más aún cuando las mujeres tienen hijos pueden percibir los cambios de conducta de los mismos, al escucharlos su mente se convierte en una especie de radar que hace que analice la información que está sucediendo a su alrededor.

Las mujeres pueden hacer diferenciaciones de tonalidades de la voz de aquellas personas que hablan y conocer cuáles son los cambios emocionales que está presentando, lo que las convierte en seres sensibles con inteligencia emocional.

Algunos científicos han logrado demostrar que las mujeres tienen la capacidad de escuchar de manera activa por mayor cantidad de tiempo que los hombres y mantener una conversación con amigos o pareja de manera continua.

como-escuchan-las-mujeres-3

Diferencias Cerebrales de Hombres y Mujeres

El cerebro humano se divide en dos secciones llamadas hemisferios, la parte izquierda es la que trabaja en las tareas o acciones racionales, y la derecha es la que permite la creatividad y la emotividad. Se ha demostrado que el cuerpo calloso externo de las mujeres es más grueso que el de los hombres.

Este descubrimiento fue usado como una justificación de los antiguos estereotipos en donde se decía que las mujeres eran menos lógicas que los hombres, debido a que por naturaleza los sentimientos que se encuentran en el lado derecho del cerebro interfieren con el procesamiento de la información del lado izquierdo, el cual es más frío e ilógico.

Se ha estimado que las mujeres tienen hasta un 30% de conexiones entre los dos hemisferios cerebrales que los hombres, al tener más posibilidades d conexiones una mujer puede hacer dos tareas diferentes a la vez así estas no se encuentren relacionadas. El cerebro del hombre solo se concentra en una cosa por vez.

Esto quiere decir que los hombres o le escuchan o le hablan, ven los gestos personales u oyen los sonidos, las mujeres hablan y oyen al mismo tiempo, escuchan los sonidos y están atentas a todos los gestos corporales de la otra persona, sus expresiones de cara y su tono de voz, en resumen pueden oír y percibir las emociones de la otra persona con la que están hablando.

La habilidad que tienen las mujeres para comunicarse con otras personas se encuentra en la parte frontal del hemisferio cerebral izquierdo y en una pequeña parte del lado derecho. Es por eso que las mujeres son excelentes comunicadoras: hablando y escuchando.

En tanto los hombres tienen esta habilidad ubicada únicamente en el hemisferio izquierdo pero no en una zona determinada, es por esto que los hombres son considerados como perores oyentes y comunicadores que las mujeres.

Los hombres al hablar emiten menos cantidad de palabras y señales corporales que las mujeres, hacen frases más cortas pero más estructuradas, es por esto que se deben esforzar en prestar mucha atención al momento de escuchar sobre todo si son discursos muy extensos en donde se deben incluir más señales corporales y mayor número de palabras.

Las mujeres al contrario de los hombres muestran muchas expresiones faciales con las cuales demuestran que prestan más atención y reflejan emociones sobre los mensajes que hacen los interlocutores con quienes hablan. El interlocutor por su parte se siente emocionado de seguir hablando.

Datos curiosos sobre la capacidad para escuchar

Ahora que ya se ha determinado científicamente que las mujeres están más prestas a escuchar y hablar, le vamos a dar datos interesantes y curiosos sobre esta capacidad:

  • Las mujeres tienen más preferencia a escuchar que los hombres, esta tendencia se va haciendo más fuerte en la medida en que las mujeres van envejeciendo.
  • Escuchar está considerada como una de las habilidades que se necesitan para el liderazgo porque ayuda a las personas a adquirir conocimientos y poder influir en otras personas.
  • De acuerdo a un estudio realizado en Alemania si se logró demostrar que los hombres oyen mejor en las fiestas que las mujeres, porque pueden hacer la separación de sonidos relevantes, del ruido de fondo de la música y las personas.
  • En ambientes con mucho ruido tanto hombres como mujeres se someten a una gran presión para escuchar a otras personas y separar el ruido de fondo y las voces de otras personas.
  • En el momento en que un hombre oye la voz de una mujer se hace la activación de una parte de su cerebro en donde se procesa la música.
  • Los temas que más aburren a los hombres en una conversación con mujeres u otros hombres son: Hablar sobre personas que no conocen, de compañeros del trabajo, de la vida de los artistas o cantantes, de moda, de las compras que se hayan realizado, sobre las relaciones que tienen otras personas, lo que ha sido dicho, escrito o hecho en Facebook, del horóscopo, lo que han comido, los sentimientos de la pareja y sobre dietas o alimentación balanceada.
  • Además los hombres tienden a escuchar de manera selectiva a otras personas.
  • Luego de una conversación de seis minutos con una mujer los hombres la dejan de oírla, pero no así cuando escuchan a sus amigos hombres.